“PINT of SCIENCE”: CIENCIA EN LOS BARES

Del 15 al 17 de mayo, ha tenido lugar en Barcelona, la 3ª edición del “Pint of Science Festival”, unas jornadas divulgativas de ciencia, diferentes a lo que estamos acostumbrados: ¡Ciencia en los bares!

 

En esta edición, el Dr. Cristian Ochoa, director del equipo de Psicooncología Online, nos plantea con datos en mano (como buen investigador-científico que se precie) “¿Cómo hacer un hueco al cáncer sin que se coma tu vida? Claves para construir una experiencia saludable en enfermedades graves.” El Dr. Ochoa, ha sido invitado a participar desinteresadamente en este festival divulgativo de ciencia en el que un grupo de investigadores, científicos de muy diferentes campos, han participado sin obtener remuneración alguna, a cambio, sólo, de la satisfacción de haber colocado una puerta en la pared que separa lo científico de lo cotidiano, para la gente de a pie.

 

Nuestro compañero y reportero E. Claudio, miembro del equipo de Psicooncología Online, que pudo disfrutar de este evento entre el público, comparte con nosotros su reflexión de esta novedosa experiencia, instaurada ya en Europa desde hace unos años…

 

Aquí tenéis su reportaje, reflexivo y crítico, como su autor…

“¿Quién ha dicho que la ciencia es aburrida? Pues yo mismo en varias ocasiones, y me reafirmo en la idea. Prueba de ello es que, a diferencia de la ciencia, los juegos malabares, las carreras de motos o las partidas de parchís no necesitan de promociones donde se insista en su carácter lúdico y festivo. La ciencia sí, lo que de entrada ya denota sus carencias como actividad de entretenimiento. Desengañémonos, cuando alguien pretende vender su producto insistiendo en que es el no va más de la diversión, probablemente intente colocarnos el más aburrido y soporífero de los artefactos… sin embargo, no es este el caso de “Pint of Science”.

La ciencia… ¿és aburrida?

Con afán divulgativo y en distintas ciudades europeas, “Pint of Science” o una pinta de ciencia, es una iniciativa curiosa que nace con el objetivo de acercar la labor de los científicos al público general propiciando su encuentro en ambientes distendidos como bares y locales de copas… entre cervezas y berberechos, unas dosis de conocimiento. La sesión realizada en el “Blacklab” el pasado 16 de mayo, de interés para la población oncológica, fue protagonizada por el ínclito Dr. Cristian Ochoa ante un público que abarrotaba la pequeña sala, una cincuentena de personas y bien predispuestas “gintonic” en mano. La charla se centro en un tema caro a este blog de “Psicooncologia Online”, el crecimiento postraumático en pacientes con cáncer. A muy grandes rasgos, según el Dr. Ochoa, parece constatado que un número significativo de pacientes informan de la sensación subjetiva de crecimiento y maduración personal como consecuencia directa de haber afrontado su enfermedad; en términos más concretos, la mejora en las relaciones personales, mayor empatía hacia el sufrimiento y capacidad de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, un cambio en la escala de valores, son fenómenos presentes entre aquellos que han sobrevivido al cáncer. Qué factores contribuyen a este tipo de respuesta y como implementar terapias que faciliten el crecimiento postraumático son objetivos confesados por el equipo de “Psicooncología Online”. Cómo reaccionaría el Dr. Ochoa si le diagnosticaran un cáncer, la posible presencia de crecimiento postraumático entre los familiares de las afectas o las connotaciones culturales de este fenómeno de maduración personal, fueron algunas de las pertinentes preguntas realizadas al científico en una sesión que, por cuestiones de programa, finalizó mucho antes de lo deseado por el medio centenar de personas presentes.”

Fenómenos presentes entre aquellos que han sobrevivido al cáncer:

Mejora en las relaciones personales,

Mayor empatía hacia el sufrimiento,

Capacidad de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida,

Cambio en la escala de valores… 

No haremos valoración de la intervención y aportaciones realizadas por el Dr. Cristian Ochoa durante su charla… tenemos por sana costumbre no hablar bien de los amigos en este blog. Sin embargo, no puedo menos que apuntar el innegable impacto de la psicología positiva en el ámbito de la psicoterapia oncológica. La mirada del profesional y la paciente, centrada durante décadas en reacciones emocionales como la depresión, la ansiedad, la preocupación obsesiva, el temor a la recaída, el miedo a morir… sin negar la existencia de estos fenómenos inherentes al enfermar por cáncer, parece por fin dispuesta a posarse también en algo que por sabido no es menos importante: la maravillosa y sorprendente capacidad humana de sobreponerse y aprender de las experiencias de sufrimiento. Encuentros como este, en torno a una mesa de bar, nos ayudan a recordar lo evidente.”

Encuentros como este, en torno a una mesa de bar, nos ayudan a recordar lo evidente… la maravillosa y sorprendente capacidad humana de sobreponerse y aprender de las experiencias de sufrimiento.

…es innegable el impacto de la psicología positiva en el ámbito de la psicoterapia oncológica

Enric C. Sumalla

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Tags: , , , , , , , , , , , , ,

classic

yes

Comments(2)
  • Cristian Ochoa Arnedo Reply

    Estimado Enric C. Sumalla,confieso que antes de comentar la entrada del blog he tenido que buscar el significado de “ínclito”, por si, como aludido, debía rebajar mis felicitaciones a su “crónica del pinfest”. Tras comprobar que el adjetivo me hacía justicia, ya más suelto y relajado le transmito mis más efusivas felicitaciones y comento cosas.

    Como dices, la ciencia necesita barnizarse de divertimento, en gran parte porque no tiene la fama de ser un ámbito muy “cool” y “funcy”, pero en mi caso yo interprete el contagio “bar-ciencia” a la inversa… La ciencia no se vuelve divertida en los bares, sino que al bar se le reconoce como un lugar donde se hacen cosas “serias-rigurosas”…;) Me lo callé en la charla, más por pudor que otra cosa, pero si investigar va de tener una curiosidad sistemática que tenga un valor social…, ¿Qué mejor sitio para hacer ciencia que un bar entonces? 2 buenos ejemplos, que sonarán más a broma, con razón, que a otra cosa, pero en los bares:
    – Aprendes a presentarte socialmente y amorosamente. Esos rituales de cortejo, esas profesiones falsas u orientaciones sexuales varias que uno cuenta… Después del Curriculum vitae (rigor de la ciencia laboral personal), el lugar donde más se miente sobre lo que uno se dedica es el bar… Quién más y quien menos ha sido futbolista, patrón de barco…, ¿ahora influencer quizás?
    – Esos estados de conciencia difusos, acríticos, esponjosos y de pensamiento divergente que facilitan los ¡Eureka! científicos…, ¿dónde se ensayan mejor que en un bar?

    En cualquier caso, Enric, para mi Pintfest es más bien una reivindicación del bar como ciencia que no un lustre lúdico-festivo de la ciencia…jejeje. Aunque el objetivo era más bien esto último… NOS VEMOS EN LOS BARES que diría mi amigo Antonio J. Palacios

  • Enric C. Sumalla Reply

    ¡¡¡ Ostras !!! muy bien pensado. No se me había ocurrido dar la vuelta al argumento… no se trataría por tanto de hacer más “divertida” la ciencia, sino de hacer más “científicos” los bares. Esta nueva perspectiva abre interesantes posibilidades de análisis. Para dilucidar la polémica sería conveniente averiguar quien patrocina esta iniciativa; si surge en el ámbito académico-científico se reforzaría mi tesis original. Por el contrario, si surge de la “Asociación de Bares Europeos” se consolidaría esta nueva perspectiva…. je, je… Saludos…

Dejar un comentario

;

© Psicooncología Online 2017 - info@psicooncologiaonline.com